domingo, 30 de septiembre de 2018

Borrachera de la izquierda radical

Es políticamente incorrecto decir que “esto es una picha”,
aunque efectivamente la mierda sube por las medias.

Estuve pensando todo el despiche de las últimas semanas,
la vara de las fiestas infinitas, días seguidos de goma,
enamorándome y desenamorándome de la misma mae,
intercambios de fluidos corporales aleatorios,
nostalgias forzadas por huelgas de sindicatos mierda,
altos grados de radicalidad comunista, praxis,
al mismo tiempo,
situaciones de precariedad afectiva,
de bailes, de noches de Área,
en ambiente de euforia nacionalista-sindical de mierda.

Con respecto a “y”,
me a tirado al oscuro mundo
de las noches politizadas sin fin.

Eso está tuanis, pero, lentamente,
me he vuelto en una simple silla de bar,
veo todo desde una distancia de cantina,
como un simple vaso vacio con ceniza,
que refleja una fina mueca de tristeza.

Con respecto a “x”,
me a tirado al oscuro mundo
del valepichismo extremo.

La izquierda del capital es un chiste,
todos argentinamente organizados
con sus banderitas mierda,
coreando las consignas de los sindicatos,
ejemplares patriotas de mierda.

Le huelen los pedos al capital.

Eso podría explicar el asunto de “y”:
lxs anarquistas y lxs comunistas de izquierda,
podrían tener una amena velada en un bar,
sin que surga un supremo líder
gritando la última consigna de pacotilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario